TODOS LOS MARTES Y JUEVES

"Me abrió de patas y me la dejó ir hasta los pulmones, yo parecía tierna princesa", por Lulú Petite

"Me abrió de patas y me la dejó ir toditita; yo parecía changa", por Lulú Petite

"Me abrió de patas y me la dejó ir toditita; yo parecía changa", por Lulú Petite (Foto: Especial)

Sexo 20/09/2022 19:20 Lulú Petite Actualizada 19:23
 

Querido diario: Me senté a la orilla de la cama, desnuda. Él, frente a mí, jalaba su erección apuntándola a mi boca. Puse mis manos en su abdomen. Estaba durito y bien trabajado.

—¿Vas al gym? —pregunté.

Crossfit —dijo orgulloso.

—¿En el que jalan llantas? —pregunté provocándolo.

—Jalamos muchas cosas...

—Ah, pues yo también jalo cosas y no por eso me pongo durita —dije mientras comenzaba a jalarle el miembro.

—No, cuando tú jalas, el que se pone durito soy yo —respondió señalando su erección, sólida como piedra.

No tuve más remedio que aceptar mi derrota en el intercambio verbal. Puse un condón a ese miembro durito y lo metí a mi boca. Mientras se la chupaba, hurgué en su abdomen, pubis y muslos. De verdad estaba sabrosón.

Nos metimos a la cama y comenzamos a tocarnos. Me abrió las piernas, dobló mis rodillas casi sobre mis pechos, apuntó su sexo y, jalando mis muslos, me empaló de un golpe. Sentí cómo mi cuerpo se partió en dos. 

Su sexo, golpeaba mis entrañas, moviéndose con rapidez y él sostenía todo el peso de su cuerpo con sus brazos. 

Me colgué de su cuello y, con mis piernas, rodeé su cuerpo para lograr una penetración más profunda. Comencé a gemir mientras sus labios me llenaban de besos. 

Mi orgasmo fue brutal, el suyo vino en espasmos que llenaron copiosamente el condón.

—¿Todos los que hacen crossfit cogen tan rico —le pregunté cuando nos estábamos vistiendo.

—No sé si todos. Pero yo a lo que hago, le echo ganas.

—¿Bailas?

—Me encanta ¿Por qué?

—Nada más, curiosidad.

No le dije, pero siempre he pensado que la gente que hace ejercicio y sabe bailar, son los mejores cogiendo. 

Es normal, hacer el amor es cuestión de destreza, resistencia y, claro, buen ritmo. Combinación perfecta.

Hasta el jueves, Lulú Petite.

Comentarios